“Mi abuelo Horacio” en Teatro Camino


Malucha Pinto rescata la memoria nacional con unipersonal

Dirigido y escrito por la conocida actriz, el montaje se entrenará el 20 de julio en el Teatro Camino. Tras las funciones, que serán para todo espectador, la compañía dialogará con los asistentes.

“Hace años estábamos con la inquietud de hacer algo con el tema de los derechos humanos y de la recuperación de memoria histórica, que es una de nuestras líneas teatrales desde el principio de los tiempos. Queríamos hacerlo porque sentíamos que los testigos directos de esa época ya han partido o se están despidiendo”, cuenta Malucha Pinto de la génesis de “Mi abuelo Horacio”. La obra, una nueva creación de AracatacaTeatro, con texto y dirección de la actriz, se estrenará el jueves 20 de julio en El Teatro Camino.

“Mi abuelo Horacio” combina la biografía del detenido desaparecido Horacio Cepeda con elementos de ficción, a través de la mirada de uno de sus descendientes. Es así como la actriz Carolina Carrasco (serie “Vidas en Riesgo”) acompañada por el actor Pablo Fuentes en el rol del músico presencial, encarna a la nieta de Horacio. Será a través de sus ojos infantiles y en formato de cuenta cuentos, que ella recupera una parte de la historia de Chile. La obra se enmarca dentro del proyecto Memoria de la Luz, que busca recuperar la memoria histórica de familiares de detenidos desaparecidos y ex presos políticos a través de talleres, conversatorios y entrevistas. “Buscábamos rescatar la porción luminosa de la memoria e identidad nacional, nos preguntamos, ¿dónde estuvo la luz en este viaje que terminó en la oscuridad total de la dictadura?”, cuenta Malucha.

“Mi abuelo Horacio” nace de una entrevista que realizó AracatacaTeatro a Antonia Cepeda, hija de Horacio Cepeda, ex director de Instituto Chileno Alemán de Cultura y desaparecido en 1976. Malucha Pinto precisa que la pieza, ganadora de un FNDR (Fondo Nacional de Desarrollo Regional), está contada desde lo que significa para un nieto tener un abuelo como lo fue Horacio. “Para los nietos, su abuelo era alucinante, ellos compartieron muchas vivencias que les abrió mundos. Por eso la pieza tiene mucho de testimonial. Toda la parte pre dictadura lo es”.

La ficción se centra en la parte post dictadura que sintetiza muchos de los testimonios que hemos escuchado, como lo que sucede en el barrio del personaje central, que combina diversos relatos de esa época. Así mismo adelanta que tal como en todos los montajes de AracatacaTeatro, “al finalizar la función habrá un c