top of page

Obcecación: homosexualidad y ruralidad en el TNCh

19 al 22 de julio

Miércoles a sábado

19.30 horas

Teatro Nacional Chileno

(Morandé #25, Santiago, Metro U. de Chile)



En el secreto del campo, dos hombres conviven para esconder su amor. Pero ante las voces del pueblo, la hermana de uno de ellos intentará poner orden a aquello que se ha convertido en una desgracia.




Obcecación es una ficción inspirada en un crimen pasional homosexual ocurrido en Colbún, Región del Maule en el año 2001. La obra es la reconstitución de escena de un crimen que ha dejado en evidencia la descomposición de un sistema patriarcal arraigado a los contextos rurales de nuestro país.




Montaje Financiado por el Fondo Nacional de Fomento y Desarrollo de las Artes Escénicas, Convocatoria 2021








19 al 22 de julio


Miércoles a sábado


19.30 horas


Teatro Nacional Chileno (Morandé #25, Santiago, Metro U. de Chile)


$7.000 general, $5.000 adultos mayores y estudiantes* más cargo por servicio.




Dirección: Marco Espinoza Quezada


Dramaturgia: Daniel Acuña Jara


Producción General: Matías Rojas Quintana (Niebla Gestión Cultural)


Diseño escénico: Tobías Díaz Doll


Elenco: Francisca Navarrete Valdés, Rodrigo Calderón Poblete, Jonnathan Tiznado del Pozo y Víctor Montero (Voz en off prensa)



Diseño sonoro: Alejandro Miranda


Registro Fotográfico y Audiovisual: Tomislav Ostoic Ravano


Video Mapping y Audiovisuales: Kevin Fuentes Fuentes


Creación prótesis: Tomás O´Ryan


Tramoya/Asistente Logística: Juan José Navarro


Una producción de Niebla Gestión Cultural




En el marco del recién pasado mes del orgullo de las comunidades LGTBIQ+ la obra Obcecación vuelve al Teatro Nacional Chileno para poner en la palestra la pregunta sobre cómo viven las diversidades su cotidianidad en los sectores rurales de nuestro país.




La obra busca indagar en las dificultades y presiones que afectan a los vínculos sexo-afectivos de personas del mismo género trasladando la problemática más allá de los límites de la ciudad.


Según Marco Espinoza, director del montaje: “la obra inspira su ficción en un crimen pasional homosexual ocurrido en Colbún, Región del Maule, en el año 2001. La obra es una especie de reconstitución de escena de un crimen que ha dejado en evidencia la descomposición de un sistema patriarcal arraigado a los contextos rurales de nuestro país”.




Según explica Espinoza “quisimos indagar escénicamente en la violencia y el miedo que sentimos los homosexuales solo por el hecho de ser quiénes somos. Además de revisar nuestras prácticas por medio de preguntas tales como: ¿cuántas hemos sido violentadxs o invisibilizadxs por no seguir los esquemas impuestos por la sociedad? O mejor aún, ¿cuántas veces hemos criticado a alguien por no cumplir con las expectativas que se tienen de esa persona? Solo reconociendo que el patriarcado y la heteronorma operan de manera consciente o inconscientemente en nuestras relaciones, es cómo seremos capaces de generar un cambio radical y sustentable”.




Por ello, el conflicto aparece de la mano de una mujer que intenta “poner orden” al percatarse de que uno de sus hermanos sostiene una relación con otro hombre.




“La obra pretende ser una reflexión sobre el patriarcado y la violencia que éste genera en las orientaciones sexuales diversas, por lo que la historia real viene solo a ser una provocación, un punto de partida para hablar de una historia más amplia, que se inicia desde mucho tiempo antes que haya sucedido el crimen real y que continúa hasta el día de hoy: la homofobia” puntualiza el director del montaje.



Comments


Noticias destacadas:
Recientes en Telón:
Archivo
Síguenos:
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Canal de Youtube
bottom of page