Príncipe inca chileno va en busca de sus orígenes


Príncipe inca chileno va en busca de sus orígenes en esperado y emotivo documental

El príncipe inca, de Ana María Hurtado, se exhibe en todo el país desde el 8 de septiembre como parte del programa MiraDoc. La cámara sigue al artista Felipe Cusicanqui en un viaje a través de Bolivia en busca de sus orígenes. "Él va a buscar una leyenda y se encuentra con una realidad y la realidad lo golpea mucho más que la leyenda", cuenta la directora.

El pintor Felipe Cusicanqui escuchó de su abuelo, Manuel Hernán Cusicanqui, que sus raíces estaban ancladas en la nobleza inca y que uno de sus antepasados fue Túpac Yupanqui, poderoso emperador que gobernaba desde Cuzco a mediados del siglo XV. Cuando Ana María Hurtado conoció esta historia decidió hacer el documental El príncipe inca, en el que sigue al artista a través de Bolivia en busca de sus orígenes.

Después de su paso por Sanfic, donde participa en la Competencia de Cine Chileno, la cinta llegará a 29 salas de todo el país el 8 de septiembre, gracias al programa MiraDoc.

El interés de Ana María Hurtado por documentar el encuentro de Felipe Cusicanqui con su sorprendente linaje inca nació desde el primer momento en que la directora supo de esta historia: la de un artista de apariencia blanca, ojos claros y con un sorpresivo pasado incásico.

"Felipe siempre se sintió distinto. Un bicho raro que ni de niño ni de adolescente lograba encajar en la realidad que le decían que era la suya: la de un descendiente de la realeza inca versus la realidad que vivió como un chileno "blanco", parte de la tradición generalizada del latinoamericano mestizo que reniega de sus orígenes indígenas".

Entusiasmada con la idea de contar esta historia, Hurtado visitó a Cusicanqui y le ofreció llevarlo a Bolivia, para que por fin diera el salto a la asignatura que mantenía pendiente: la de acercarse a su origen perdido.

"Felipe creció escuchando que él era un príncipe inca, era como una leyenda familiar, una cosa que el abuelo contaba pero nadie sabía si era cierto. Y cuando el abuelo murió, heredó unos papeles antiguos que dicen que sí, que él desciende de Túpac Yupanqui, el que hizo la mayor expansión territorial. Le dije Felipe, quiero que hagamos este viaje a tus orígenes, me gustaría llevarte a cambio de que me dejes grabar todo tu proceso. Y me dijo al tiro que sí, que estaba esperando que el momento adecuado llegara".

"Me golpeó su obra"