Volver al índice de contenidosTelón.cl

Cine Chileno
Enero - Abril 2001

¡J! Vea también reportajes de Cine Chileno publicados durante:

Agosto-Diciembre 1999 | Enero-Abril 2000 | Mayo-Agosto 2000 | Septiembre-Diciembre 2000

 

En esta sección:

Ultimo filme de Raúl Ruiz cerrará el Festival de Cannes

Los sonidos del cine chileno

Antonia Zegers habla por primera vez de su personaje en Sub Terra

"La Sociedad Chilena No Es Acogedora ni Generosa"

"Te amo (made in Chile)"

Te Amo (Made in Chile) sigue la receta de Angel Negro

Esta es una película menos críptica que Cielo Ciego

Así Será el Primer Filme de Animación Digital Chileno

Blanca Lewin protagoniza primera película de vampiros

Filme Local Fue Sometido a un Test Inédito en Chile

Alfredo Castro debuta en el cine

Bastardos en el Paraíso

Lanzan el Primer Festival Virtual de Cortometrajes

Por qué los franceses aman a Raúl Ruiz

Cuatro cineastas en busca de revancha

El cine chileno define su nuevo calendario

En Independencia Filman Primera Película del Año

En esta sección durante Septiembre - Diciembre 2000:

Los chilenos en Huelva 2000

El Rumpy se confiesa en París: le blagueur sentimental

Jorge Olguín le quita la máscara a Angel Negro

Cine Chileno del 2001

Después de 25 años llega primer filme europeo de Ruiz

Una Película Que Apuesta por la Pesadilla

Nuevo Filme Chileno Debuta Hoy en Viña

Nuevos Filmes Chilenos Recibirán Aportes del Exterior

"Chilean gothic": suena de miedo

Buena acogida para filme de Boris Quercia

Angel Negro inició su tenebroso vuelo en el Festival de Valdivia

Así Es la Película de Terror "Angel Negro"

Bastardos en el Paraíso postula a mejor filme europeo del año

El lado más oscuro de Blanca Lewin

Con homenajes partió fiesta del cine de Valdivia

Dos Festivales tras el Presupuesto Perdido

Adelantamos la primera película chilena de terror

Cineasta Chilena Debutó Ayer en San Sebastián

Patricio Guzmán: "El Documentalista No Es Un Testigo Ausente"

Las Historias tras el Casting de "El Vecino"

Reacciones Divididas tras Debut de "Tinta Roja"

El cine chileno tiene dos caras

Disparejo Fue el Doble Debut de 'Campo Minado'

Estrenan documentales de Teillier, Parra y Coloane

Con Presencia Chilena Parte Festival de San Sebastián

Festival de Valdivia Parte con Nuevas Cintas Chilenas

Boris, El Práctico

Estrenan Corto que Competirá en Biarritz

Estilo Caluga o Menta será nuevo filme de Justiniano

Estrenan Filme Chileno a Través de Internet

Se Estrena Documental Rodado con Sobrantes

Larraín Estrena en Pantalla Grande Su Documental "Pasos de Baile"

Festival de Cine de Viña del Mar Será entre el 9 y 14 de Octubre

Doble debut chileno tendrá Festival de Valdivia

"La Oportunidad", un Corto con Ambiciones

Caiozzi y Ruiz Fueron Premiados en Montreal

Surtida cartelera criolla

Partió Rodaje de Nuevo Filme Chileno: "Antonia"

En esta sección durante Mayo-Agosto 2000:

Filme chileno retrata mundo del hampa y la prostitución

La desconocida carta chilena en San Sebastián

Daniela Sabrovsky: Del chocolate al cortometraje

Carolina Fadic vuelve al cine

Parte Festival de Cortos en Tres Lugares de Exhibición

Llegan las cuartas versiones del FICS y del Festival de Cine de Valparaíso

 Listo Proyecto de Nueva Ley de Calificación del Cine

 Coronación va a San Sebastián

 Filme sobre fuga de frentistas se hará sin apoyo del Fondart

 "El Chacotero Sentimental" Sumó Otro Premio

 La Troppa empieza a soñar con el cine

 Andrés Pérez debutará en cine

 Lo Bueno y lo Malo del Cine Chileno del 2000

 Stanley: "La censura en Chile es colonial"

 Un Rodaje de locos

 Hijo de Coloane explica las críticas a Tierra del Fuego

 Tierra del Fuego: Reacciones Encontradas tras Su Estreno

 Mi Famosa Desconocida

Publicaciones desde el 01/01/2000 hasta 30/04/2000:

 Edgardo Viereck: "Quise terminar con la caricatura de la nana sexy"

 El día en que Gladys Marín fue una diva

 "Tierra del Fuego" de Miguel Littin Participará en Cannes

 "Coronación" Fue Calificada Para Mayores de 14 Años

 Coronación: La gran apuesta de Silvio Caiozzi

 El teatro chileno entra al cine

 Juan Falcón protagoniza cinta chilena de acción

 Cortometrajistas comienzan a ganar importante espacio

 "Chacotero Sentimental" en Justa Internacional

 Ruiz Filmará Libro De Salman Rushdie

 En Abril Se Estrenará Nuevo Filme de Raúl Ruiz

 Preparan documental sobre Angel Negro

 'Los Chanchos' Se Suma a los Estrenos de Cine Chileno

 Los Cineastas del Año

 Cortometrajistas Chilenos A La Conquista De Europa

 

Ultimo filme de Raúl Ruiz cerrará el Festival de Cannes
Jueves 19 de abril de 2001 , La Segunda
--------------------------------------------------------------------------------

"El realizador galo nacido en Chile" como lo llama la agencia AFP (francesa) presentará su filme "Las almas fuertes" en la última jornada del certamen. {bajada}Múltiples actividades le impidieron asistir a recibir la medalla Gabriela Mistral.

Difícilmente cabe ofenderse por la ausencia de Raúl Ruiz a la ceremonia en la que el Presidente Ricardo Lagos entregó las medallas Gabriela Mistral destinadas a personalidades chilenas y francesas destacadas. El realizador chileno radicado en el país galo acaba de ser seleccionado para cerrar el Festival de Cannes, a desarrollarse entre el 9 y el 20 de mayo.

La cinta se llama "Las almas fuertes" ("Les ames fortes") y tiene por protagonista a la modelo Laetitia Casta, cuya mayor experiencia en el cine había sido a la fecha "Asterix y Obelix contra el César". Ya en 1999 fue aclamada en el mismo certamen la compleja adaptación de la obra de Proust, "El tiempo recobrado". "Las almas fuertes" está basada en una novela de Jean Giono ("El jinete sobre el tejado").

La presente versión de Cannes será abierta por la última cinta de Baz Luhrmann, la muy apropiada "Moulin Rouge" protagonizada con Nicole Kidman, la ex de Tom Cruise, quien ha tenido un año para olvidar.

Uno de los mejores años del director

Este ha sido un año particularmente notorio para Ruiz. En febrero pasado estrenó en Francia "La Comedia de la Inocencia" con Isabelle Huppert, cinta que se mostró en el pasado Festival de Venecia y que recibió muy buena crítica en Europa.

De hecho, en Argentina esperan que se dé una vuelta por el 3er Festival de Cine Independiente que parte hoy en Buenos Aires, aunque no hay confirmación de su asistencia.

Raúl Ruiz es un director que se ha caracterizado por su reclusividad, sobre todo a la hora de recibir premios y condecoraciones. No se presentó, por ejemplo, para aceptar el Premio Nacional a la Artes de la Representación, del que se hizo acreedor en 1997.

Volver Arriba

Publicación "La Tercera", 16 de Abril de 2001

Músicos y grupos locales se suman a bandas sonoras
Los sonidos del cine chileno

Angel y Javiera Parra; Nelson Villagra; Carlos Cabezas y Joe Vasconcellos son los músicos que componen para las películas chilenas del 2001.


Rafael Valle

En Tendida Mirando las Estrellas, el filme de Andrés Racz que anuncia estreno para agosto, una de las novedades corre por cuenta de Nelson Villagra, quien cantará en pantalla un flamante tango de su autoría: Parodi. "Eso fue por mi amigo y colega Aldo Parodi. Un día que estábamos rodando Corazón Pirata supe que es hijo de Rogelio Parodi, un jinete muy conocido para la gente de la hípica", relata el actor. "Aldo nos contó cómo se entrenaba su padre, que era como atleta, y nos graficó un mano a mano que tuvo con Leguizamo en Buenos Aires. Nos dejó impactados y con Roberto Poblete y Jorge Yáñez dijimos entonces: si Gardel le hizo una canción a Leguizamo, por qué no le hacemos una a Parodi".
Primero fue una cueca, que más tarde derivó en tango gracias al oficio de Villagra, hombre con desconocidas dotes de cantante y compositor. Luego vino la invitación de Racz para sumarse a su película.

"Villagra hace una interpretación de Gardel chileno absoluto", dice Angel Parra Hijo, a su vez responsable de la banda sonora del filme. Sumándose a la creciente colaboración entre cineastas y músicos locales, el ex guitarrista de Los Tres se hizo cargo del proyecto invitado por Racz.

"El tema final es Tendida Mirando las Estrellas, que lo canta mi hermana Javiera, algo bien acústico que no es ni rock ni pop", cuenta. El resto de las apariciones incluye a sus hijas Violeta y Emiliana, animando una cueca, y al Angel Parra Trío, que hizo parte del telón incidental viendo escenas en la sala de ensayos.


Doble incursión
"Este es un trabajo que te abre la mente. Cuando uno hace canciones para uno se tira para cualquier lado, pero en una película te proponen una idea y tienes que trabajar de acuerdo a eso". El que habla es Carlos Cabezas, experimentado en el tema tras su paso por El País de Octubre, Takilleitor -ambas de Daniel de la Vega- y El Chacotero Sentimental, de Cristián Galaz, junto a Alvaro Henríquez-. A lo que ahora se suma su labor con Andrés Wood en La Fiebre del Loco, largometraje que entre mayo y junio debiera debutar en salas.
Cabezas aportó una decena de temas apoyado por gente como Moncho Pérez -baterista del Angel Parra Trío- y Silvio Paredes, su ex compañero en Electrodomésticos.

Mientras se define si la música de La Fiebre del Loco saldrá en formato de disco, su autor se prepara para trabajar en la banda sonora de Negocio Redondo, la película de Ricardo Carrasco anunciada para octubre. "Estamos recién conversando, pero me gustaría mucho, por ejemplo, que además de lo incidental tuviera boleros o música sound", adelanta Carrasco.

Quien también prepara una doble incursión en la pantalla es Joe Vasconcellos. Además de estar trabajando en la banda sonora de Mampato y Ogú en Rapa Nui, largometraje animado sobre la famosa historieta chilena, el músico acaba de hacer su aporte en Taxi Para Tres, filme de Orlando Lübbert que debutará el segundo semestre.

"Habían varias canciones de Joe que me daban vuelta y que tenían que ver con la atmósfera de esta película -cuenta el director-. Le mostré un corte y le encantó. Joe puso su canción Ciudad Traicionera e hizo cinco nuevas que se grabaron hace dos meses y que esta semana las agregamos", dice Lübbert.

Volver Arriba

Publicación "La Tercera", 16 de Abril de 2001

En la cinta de Marcelo Ferrari la actriz encarnará a una joven aristócrata
Antonia Zegers habla por primera vez de su personaje en Sub Terra

Basada en el libro de Baldomero Lillo, la película mostrará dos mundos paralelos: el de la familia Cousiño y el de los mineros del carbón. "Es un proyecto muy bonito porque implica la restauración de Lota y se trata de hacer una película de época en serio. Es bien quijotesco todo", explica la actriz.


Estela Cabezas

--------------------------------------------------------------------------------

Estela Cabezas Para Antonia Zegers este año tendrá olor al pasado. Después de terminar las grabaciones de Pampa Ilusión, la teleserie de TVN que recrea la vida del pueblo minero de Humberstone en 1935, la actriz comenzará a preparar a Virginia, uno de los personajes protagónicos de Sub Terra, película basada en el libro de Baldomero Lillo que mostrará la historia de los mineros del carbón de Lota a fines del siglo pasado.
"Virginia es prima de Doña Isidora Goyenechea, vive con la familia Cousiño en Lota", explica Antonia Zegers, quien señala que cuando Marcelo Ferrari la invitó a participar en el proyecto aceptó de inmediato porque "me interesaba trabajar en cine. Además, es un proyecto muy bonito porque implica la restauración de Lota y se trata de hacer una película de época en serio. Es bien quijotesco todo".

A pesar de que no es su debut en cine -actuó en En tu Casa a las Ocho y María Luisa en la Niebla- el vértigo de la primera vez no la ha abandonado. Por eso desde hace varios meses que se ha empezado a imbuir del mundo de Baldomero Lillo. "Nunca lo había visto con los ojos con que lo estoy viendo ahora", explica y asegura que una de las razones de esta nueva perspectiva es Marcelo Ferrari, quien realizó el telefilme para TVN, Juan Fariña. "Lo que él hizo en el telefilme me gustó mucho. Encontré que era una bonita manera de hacer a Baldomero Lillo, porque siempre me había parecido bastante seco y difícil de abordar", dice.

La película mezclará ficción y realidad. Entre los personajes ficticios se encuentra el minero que interpretará Francisco Reyes y el papel de Antonia Zegers. El personaje real será Alfredo Castro, quien dará vida al propio Baldomero Lillo.

Zegers considera que, el que haya un auge de producciones de época en estos momentos en nuestro país, es muy importante "porque hay un asunto fuerte de los países con su historia. Creo que en eso los brasileños son maestros, pero no sólo por lo bien que cuentan su historia, sino que porque además la admiran y la respetan", dice en abierta crítica a la sociedad chilena. "Acá es distinto y bastante complejo porque somos como un presente sin pasado. Un país con mall y edificios nuevos que salen sin dejar huella de una historia. No hay respeto, nostalgia ni atracción por el pasado. Y es que nos han repetido hasta el cansancio que hay que mirar para adelante", dice.

Sub Terra es el único proyecto cinematográfico que tiene por el momento. Y dice no saber por qué no ha sido llamada para trabajar en esta nueva etapa del cine chileno. "No sé por qué no se ha dado. No tengo esa respuesta, pero realmente no es algo que me preocupa. Prefiero disfrutar de lo que hay, que querer lo que no hay".

Secretos teatrales Al menos un mes durarán las funciones de NN 2910 de la compañía Anderblú, en el Teatro El Puente. La compañía ya está pensando en el próximo montaje pero la actriz se niega a revelar siquiera un pequeño detalle de la nueva obra porque "¡Anderblú sí que trabaja en silencio. No se dice nada hasta que no se tiene la obra lista! Ni siquiera a mi compañera de casa le puedo decir lo que sucede con eso. Y me parece bien, porque se genera una complicidad en el grupo que es fantástica. El resultado se nota desde afuera, sobre todo cuando se monta la obra", explica.

Respecto a su futuro laboral dice que aún se siente aprendiendo, sobre todo en el género de las teleseries "No me siento para nada arriba de la pelota. Es un proceso que para mí aún no ha acabado. Siento que tengo mucho que aprender". Y a diferencia de lo que le sucedió a Ximena Rivas y Tamara Acosta, que dejaron las teleseries por un año porque querían dedicar tiempo a otras cosas, Antonia Zegers dice que "todavía estoy encantada con lo que está pasando conmigo y las teleseries. También estoy convencida de que el camino se va haciendo solo. No tengo ambición. Incluso si es que tuviera que definirme entre ambiciosa y trabajadora me definiría como trabajadora, porque definitivamente no creo en el excitante mundo de la televisión".

Volver Arriba

Publicación "El Mercurio", 14 de Abril de 2001

TAMARA ACOSTA, ACTRIZ DE "TE AMO (MADE IN CHILE)":
"La Sociedad Chilena No Es Acogedora ni Generosa"

Según la intérprete, la película que se estrenó el jueves, más que retratar el mundo de los jóvenes, es una acertada visión de las relaciones humanas del Chile actual.


Las experiencias de cuatro jóvenes pertenecientes a la clase acomodada de Chile son el centro de "Te amo (Made in Chile)", el segundo estreno nacional de 2001 - dirigido por Sergio Castilla ("Gringuito")- , donde el papel que interpreta Tamara Acosta es uno de los más controvertidos que le ha tocado interpretar en el último tiempo. En el filme ella es Ema, una joven empleada que debe cuidar del adolescente Samuel (Adrián Castilla, hijo del realizador), en ausencia de los padres y que desde los ocho años de éste lo ha sometido a constantes abusos sexuales.

"Este es un personaje que puede provocar mucha antipatía. A mí me gustó hacerlo, porque me costó mucho interpretarlo. Siempre es importante el nivel de dificultad, sobre todo porque me interesa aprender de mi oficio mucho más, me gusta aprender y perfeccionarme como actor", asegura.

- ¿Puedes empatizar con este tipo de personajes?

"Mi técnica es diferente. Más que defender al personaje, yo me pongo en la situación y no tengo un juicio ante él. Porque cuando los seres humanos hacen todo lo bueno y lo malo de que son capaces, no está el juicio de por medio, están los hechos. Después viene el juicio, pero el cine es un momento en la vida, no hay reflexión".

Aunque Ema es el primer rol de villana que le toca interpretar, Acosta no es ajena a los roles pertenecientes a clases sociales modestas. En "Gringuito" también era una asesora del hogar y sus roles en teleseries han sido similares. En "Pampa ilusión" interpreta a Clementina Paita, una peruana afectada por la discriminación que sufren los de su procedencia. "No es que una elija estos roles, son los directores los que deciden. De todas maneras, creo que en esos personajes siempre hay más sutilezas y claro que me gusta hacerlos. No tengo prejuicios por ser siempre la empleada, ya que las que he interpretado han sido muy interesantes", asegura.

Volver a los 17

Con seis películas e igual números de teleseries en el cuerpo, Tamara Acosta ya se siente lo suficientemente veterana como para mirar con nostalgia los papeles que le tocó interpretar al comienzo de su carrera, en 1994, cuando debutó en TV con "Champaña" (Canal 13). Más tarde vendrían el traslado al canal estatal y los roles de díscola colegiala en "Sucupira", una empleada adolescente en "Oro verde" y una pareja de gemelas en "Loca piel".

"Con el paso de los años te das cuenta que ya no sientes ni piensas igual que a los 18 años, porque la vida te va cambiando inevitablemente. Y el volver a mirar con los ojos que miran los adolecentes es muy emocionante", admite. "La película tiene una luminosidad que me llamó la atención y que me gustó mucho, ya que a pesar de ser una película con momentos oscuros, es una película de colores y emociones brillantes, y mucha potencia. Me pareció impresionante que Sergio narrara tan honestamente el mundo de los adolescentes", agrega.

- ¿Crees que "Te amo" sirve para entender a los jóvenes de hoy?

"Sí, pero esta no es una película sólo sobre jóvenes. Creo que se ha abusado un poco con todo eso. Esta es una pelicula para nuestra sociedad entera, que ojalá invite a una reflexion de como son hoy las relaciones en general, de padre e hijo, entre amigos, etc.".

- ¿Cuál es tu percepción acerca del abuso sexual en nuestra sociedad?

"Cuando vi las escenas de abuso, pese a que las había filmado yo, me impactaron. Fue fuerte verlo porque es algo que ocurre y que puede pasar en tu propia casa. Ahora yo no juzgo al personaje, sino trato de ir más atrás e intento explicar por qué alguien llega a ser así. Cómo en una sociedad democrática que se dice acogedora y generosa pasa algo como esto. Entonces mi respuesta es que la sociedad no es ni acogedora ni generosa".

- ¿Y en relación a la indiferencia paterna?

"Para eso sirve la misma respuesta. En ese caso es la misma sociedad la que empuja a los padres a lograr lo que esta les exige. La película es una reflexión para ver en qué se han convertido las relaciones humanas en los últimos años".

Pese a que los temas antes mencionados son la punta de lanza en la promoción del filme, el mismo director Sergio Castilla se ha encargado de aclarar que el eje de su filme es la búsqueda del amor. Y con él coincide Tamara Acosta: "Los seres humanos nos necesitamos. Pase lo que pase, necesitas el afecto y el calor de otro; y creo que todos los personajes de la película están en esa búsqueda. Ema también está en busca del amor, pero de una manera desesperada y perversa".

La Privilegiada del Cine Local

Desde 1998, Tamara Acosta ha logrado transformarse en rostro habitual del cine chileno. A sus inicios en "Griguito" - también de Sergio Castilla- , luego se sumaron la taquillera "El chacotero sentimental", "El desquite", "Tierra del fuego". En septiembre la veremos en "La fiebre del loco", de Andrés Wood. "Me siento privilegiada y me gustaría que todos los actores puedan tener la posibilidad de acceder al aprendizaje de este lenguaje", señala.

- ¿Cómo fue esta segunda experiencia con Sergio Castilla?

"Fue muy bueno volver a trabajar con él. "Gringuito" era la primera vez que hacía cine y no entendía nada. Ahora que he hecho más películas se dio un mejor diálogo entre nosotros. Yo entendía mucho mejor lo que el quería".

- El año pasado estuviste alejada de las teleseries para concentrarte en tu trabajo en cine y este año volviste a las teleseries. ¿Piensas dejar de lado por el momento el cine?

"No le pondría tanto título, así se dio. Por el momento, no tengo proyectos en cine, pero una cosa no quita la otra".

Volver Arriba

Publicación "El Mercurio", 13 de Abril de 2001

"Te amo (made in Chile)"

La película de un director que ha madurado.


Juan Andrés Salfate

Con una cámara se pueden decir muchas cosas. El problema con el cine chileno contemporáneo (una suerte de vergel explosivo pero irregular) es que, por lo general, se dice poco o más de la cuenta. Nuestro séptimo arte se divide, entonces, entre aquellos autores que prefieren acumular buenos momentos para sobrevivir al reloj; y los que privilegian un mensaje personal e intrincado, olvidándose del reloj y de que las películas no están hechas para ser guardadas en un armario.

Sergio Castilla, cineasta chileno radicado por varios años en Nueva York, ha logrado ese difícil equilibrio de contar con buen ritmo una historia de adolescentes, poner ciertas claves antropológicas sobre la juventud y la falta de comunicación entre padres e hijos, y abordar un asunto de identidad patriótica.

Durante las vacaciones de verano, cuatro compañeros de curso se adueñan de una casa abandonada en el Arrayán. Con un poco de pintura, una cámara de video digital y mucha imaginación, Sammy (Adrián Castilla), Mike (Joshua Walker), Daniela (Daniela Ropert) e Isabel (Emiliana Araya) toman distancia de sus hogares para convivir en su mundo privado donde juegan, pololean y hacen películas gore, mientras desde el cerro observan la luces de la capital sentados en su sillón rojo que hace las veces de alfombra mágica.

"Te Amo (Made in Chile)" tiene esa rara particularidad de ser específica, y general a la vez, además de singular y genuina. Si bien la historia se ubica geográficamente en el sector alto de Santiago, el argumento se entiende con los espacios físicos como oasis o laboratorios en que los personajes se someten a difíciles pruebas que los obligarán a transitar por el camino hacia la madurez.

Tenemos aquí cuatro historias enlazadas. Cuatro mundos que flotan sobre las cabezas de los protagonistas, por donde deambulan detenidos-desaparecidos, hermanas reprimidas, padres ausentes y una manipuladora nana interpretada con suma complejidad y potencia por Tamara Acosta, en el mejor rol de su carrera cinematográfica.

No cabe duda de que el director de "Gringuito" ha madurado junto con sus personajes. La odisea de un niño perdido en la ciudad que busca el camino a casa ha dado paso a un viaje hacia el infinito de un cuarteto de jóvenes, todos actores debutantes, obligados a tomar las riendas de su destino.

Sergio Castilla no es un simple fisgón que yuxtapone lo entretenido a lo dramático. Es un observador calibrado. Un autor contactado con sus propios fantasmas, recuerdos y experiencias. Sólo por eso es capaz de transformar los gestos típicos de nuestro país para depositarlos en una historia que es más o menos la de todos, en un discurso que rara vez nace de las palabras, pero casi siempre del ojo.

Por decirlo de otra manera, mientras otros se dedican a hacer películas, Castilla es de los que hace cine.

Juan Andrés Salfate

Chile, 2001. Dirección: Sergio Castilla. 95 minutos. Para mayores de 14 años.

Volver Arriba

Publicación "La Tercera", 10 de Abril de 2001

Filme chileno se pre-estrena hoy en internet
Te Amo (Made in Chile) sigue la receta de Angel Negro

El realizador y productor Nicolás López, responsable de la exitosa campaña de marketing de la película de Jorge Olguín, fue el encargado de promocionar en la web la la nueva cinta de Sergio Castilla, que este jueves debuta en las salas locales.


Rafael Valle

Sergio Castilla está más que satisfecho con lo que han sido los logros de Te Amo (Made in Chile), su nueva película, previo a su estreno de este jueves en las salas nacionales. Tanto por la labor de su equipo de actores y técnicos, como por la buena recepción que la cinta ha tenido en sus primeras exhibiciones, con un paso por el Festival de Sundance y un elogioso comentario del crítico estadounidense Roger Ebert en las páginas del Chicago Sun Times.
El filme es la historia de cuatro adolescentes que en el transcurso de un verano ven cambiar abruptamente sus vidas. "Diría que son cuatro secretos que se descubren, cuatro secretos universales y dolorosos descubiertos por estos muchachos, que son capaces también de tener un gran sentido del humor para seguir por la vida", adelanta el director de Gringuito. La película, a partir de las 21 horas de hoy, tendrá su primer acercamiento al público chileno con un pre-estreno a través de internet (www.terra.cl) que podrá ser visto por 500 usuarios.

"Creo que esta semana nadie va a dejar de saber que la película se estrenó", dice Castilla, dando fe de un ambicioso plan de trabajo que incluye su reciente alianza con el realizador y productor Nicolás López para poner en la web el sitio oficial de Te Amo (Made in Chile) -www.teamomadeinchile.cl-. "Me hablaron de Nicolás porque había diseñado lo de Angel Negro", agrega el cineasta, quien reclutó a López al enterarse de que éste fue uno de los artífices de la ambiciosa y exitosa campaña de marketing de la cinta de terror dirigida por Jorge Olguín, que llevó más de 56 mil espectadores a las salas de cine.

"Hace tres semanas que estamos trabajando en lo de la página web", cuenta Nicolás López, quien asumió la tarea de diseño y puesta en la red junto a su socio Andrés Vargas. Es otro más de los proyectos de su productora Sobras.com. "Estuvimos reunidos con Sergio y gráficamente acordamos darle importancia a ciertos íconos como un corazón que late, un sillón que usan estos muchachos y una cámara donde eliges varias opciones, que incluye desde fotos hasta las canciones de la películas que se pueden bajar en MP3. La idea ha sido enfocar el sitio hacia un público más juvenil".

El productor agrega que también ha iniciado contactos para trabajar en la promoción de un nuevo filme chileno cuyo nombre mantiene por ahora en reserva.

Volver Arriba

Publicación "La Tercera", 9 de Abril de 2001

Cineasta chileno habla de Paraíso Clase B, su segundo largometraje
Nicolás Acuña: "Esta es una película menos críptica que Cielo Ciego"

Mientras inicia el armado de su nuevo proyecto, en el que intervienen Leonor Varela y Nelson Villagra y que tiene fecha de estreno para octubre, el joven director ya está planificando lo que será su tercera incursión en la pantalla grande. Una co-producción chileno-argentina que lleva el título de Album y que "se presta para que podamos trabajar con un actor extranjero muy conocido".


Rafael Valle M.

El 2001 ha sido hasta el momento un año de duro trabajo para el cineasta Nicolás Acuña. En enero inició el rodaje de Paraíso Clase B, su segundo largometraje y un proyecto que hasta el momento le ha obligado a laborar con premura y con la precisión de un relojero. Entre otras cosas, porque la cinta tiene como protagonista a Leonor Varela, la actriz chilena que hace carrera en Hollywood y que pasó por Santiago para filmar en poco menos de un mes, antes de emprender el regreso a Los Angeles, Estados Unidos, e iniciar el rodaje de Blade 2, junto a Wesley Snipes. "Ella venía por un tiempo súper exacto, entonces no podíamos cometer ningún tipo de error", dice el realizador de 29 años, detallando sólo uno de los desafíos que le ha significado esta nueva incursión en la pantalla grande, a casi tres años del estreno de Cielo Ciego, su aclamada opera prima.
Paraíso Clase B también marca la diferencia por ser su debut en el formato de 35 mm y por tener una estructura distinta a la de su obra anterior, una mezcla de thriller y road movie que llevó diez mil espectadores a las salas de cine. "La estructura narrativa de esta película es más clásica que en Cielo Ciego, donde tenía muchas ganas de experimentar con los tiempos, pero su puesta en escena es mucho más agresiva, más interesante y más jugada", señala Acuña sobre este filme que también tiene como protagonistas a Nelson Villagra, Juan Pablo Ogalde y Benjamín Vicuña y que esté ambientado en el Barrio Independencia, con el mundo de la delincuencia, la prostitución y las apuestas hípicas como telón de fondo. En él, Leonor Varela encarna a Gloria, quien regresa a su barrio de infancia tras varios años de ausencia y para reencontrarse Leo (Ogalde), un antiguo amor, mientras su hermano Pedro, se ve envuelto en un peligroso conflicto con El Jefe (Villagra), un poderoso hampón del lugar.

"Como en Cielo Ciego, aquí hay una cosa de retratar un mundo marginal y tiene también bastante de thriller, pero el eje es la historia de amor entre Gloria y Leo", cuenta Acuña sobre este proyecto que tiene a octubre como mes tentativo de estreno, "por la presión de los productores". Y en el que reconoce una vocación mucho más masiva que la de su primer trabajo: "Es una película muy fuerte, lo que puede hacerla muy comercial o no, uno nunca sabe. También es una película para un público joven que transcurre en una sociedad muy violenta, pero es menos críptica que Cielo Ciego".


Album
Tras terminar un primera versión de Paraíso Clase B -"que estoy mostrándole a gente cercana, pero no como focus group sino para tener opiniones más técnicas"- e inicia los contactos con grupos como Los Panteras Negras y Makiza para darle forma a su banda sonora, el joven realizador ya está encaminando lo que será su tercer largometraje con fecha de rodaje para el 2002.
Album marca el reencuentro de Acuña con el guionista argentino Juan Amejeiras, el mismo de Cielo Ciego y su regreso a un tipo de historia más íntima: "sobre un fotógrafo que recorre Argentina y Chile buscando a su hermana y que viaja en un auto en cuya parte de atrás lleva laboratorio de foto. Tiene mucho que ver con el viaje, el reencuentro y es muy profundo para mí".

Por su características, el proyecto será un co-producción chileno-argentina. "La historia se presta para que podamos trabajar con un actor extranjero muy conocido", adelanta el director, que en los próximos meses también dirigirá un telefilme para Nueva Imagen. Eso, mientras también espera la llegada de La Tercera Oreja, película para televisión producida por Roos Films y que marca su primera incursión en el género fantástico.

Volver Arriba

Publicación "El Mercurio", 2 de Abril de 2001

Así Será el Primer Filme de Animación Digital Chileno

Sólo tres personas trabajan en "Ava revelation", cinta de ciencia ficción que se estrenará durante este año, con miras a postular al primer Oscar como mejor largometraje animado.


En medio del reposado encanto de una casa a orillas del mar en Horcón, un reducido equipo humano está embarcado en un ambicioso proyecto cinematográfico. Cinco computadores y tres personas, capitaneadas por el diseñador de efectos visuales y director Rodrigo Acuña (37), son la base de "Ava revelation", un nuevo filme de animación que se encuentra en marcha en nuestro país. Claro que a diferencia de los otros dos largometrajes "de monitos" que actualmente se elaboran en Chile ("Ogú y Mampato" y "El concierto de los pájaros"), esta será la primera película chilena de animación digital.

"Soy bien ambicioso", reconoce Acuña sobre este proyecto, una idea que guardaba desde hace diez años y que comenzó a tomar forma en 1999, cuando el cortometraje "Ava" fue elegido como el mejor trabajo de animación en el Festival del Instituto Arcos. "En rigor, ese trabajo no era un cortometraje", explica el director, "no tenía guión. Era un experimento para ver cómo nos iba y para ver si teníamos la capacidad técnica".

Y como los resultados fueron buenos, desde el año pasado el realizador se encuentra trabajando en "Ava revelation", que ya tiene confirmadas las voces reales de Luz Croxatto, Luis Gnecco, Vanessa Reiss y Luis Alarcón para contar una historia de ciencia ficción dirigida a un público más adolescente y maduro que los tradicionales espectadores infantiles (ver recuadro).

Aunque hacer una película de este tipo en Chile puede parecer una tarea titánica, Acuña dice que no es imposible, a pesar de que sólo trabaja con tres computadores para el diseño y puesta en escena, y otros dos para el renderizado - proceso computacional para el desarrollo de imágenes en movimiento- .

El complejo proceso no sólo ha incluido el diseño de personajes y naves espaciales, sino que también el trabajar con una técnica especial que reproduce la piel humana, para que los dibujos se vean más reales. Esto se logra fotografiando la textura de piel de modelos reales, para después formatearla de manera tal que rodee el diseño computacional.

El equipo de "Ava revelation" ya tiene listo un tercio del largometraje, aunque sólo con escenas aisladas, las que desde mediados de este mes comenzarán a editarse de manera secuenciada. La meta que se han fijado es terminar la parte visual en septiembre, para luego pasar a la posproducción de sonido, proceso que incluye traspasar el archivo digital a celuloide y trabajar en un laboratorio de audio sorround. El costo total del proyecto es alto: $ 120.000.000, y por eso pretenden postular al Fondart, aunque ya cuentan con el patrocinio de la División de Cultura del Ministerio de Educación y la Fundación Planetario. El dinero que necesitan es para acelerar el desarrollo de la producción, y así poder estrenar antes de fin de año.

Pero la meta final no está en Chile. "Si Dios quiere, también la estrenaremos antes de diciembre en Los Angeles (EE.UU)", especula Acuña. "Cumplimos con todos los requisitos para postular al primer Oscar al mejor largometraje animado que se entregará desde el próximo año. Es tan poca la gente que hace películas así, que capaz que quede nominado", aventura.

"No quiero caer pesado, pero no estoy pensando sólo en el público chileno. "Ava revelation" está pensado para muchos países y culturas, incluyendo la nuestra. ¿Qué tengo que perder?. Nada, porque el sólo hecho de que esta sea la primera película de animación absolutamente tridimensional en Chile y Latinoamérica, ya me hace ganar".

Encuentro de Dos Civilizaciones

La premisa que según Rodrigo Acuña define a "Ava revelation" es "el encuentro de dos civilizaciones diferentes, pero iguales a la vez, donde todas las culturas de la humanidad están mezcladas en una sola". Ubicada en un espacio temporal que mezcla pasado, presente y futuro, la historia se centra en Ava, miembro de una civilización creada genéticamente, en la que todos sus componentes son clones.

Ava es un clon que tiene una vida útil genéticamante programada, desde los 18 hasta su muerte a los 26 años, pero como el resto de sus compañeras ha asumido esta existencia como normal, no conocen el concepto de familia, la existencia del amor o la unión de una pareja. Las cosas cambiarán cuando la protagonista conozca a un componente de la otra civilización que subsiste en el planeta, una raza que resume lo peor que ha tenido el ser humano en su historia. "En el fondo, es también un clásico amor imposible", explica Acuña.

 

Volver Arriba

Publicación "La tercera", 30 de Marzo de 2001

En Sangre Eterna, el nuevo filme de Jorge Olguín
Blanca Lewin protagoniza primera película de vampiros

El director de Angel Negro, la exitosa película de terror chilena, reclutó nuevamente a la actriz en una historia sobre adolescentes aficionados a los juegos de rol sobre seres chupasangre. Su rodaje parte en octubre y en su elenco se barajan también los nombres de Felipe Ríos, Néstor Cantillana y Consuelo Holzapfel, entre otros.

"Filmar Angel Negro fue súper aperrado, con poca plata y condiciones que incluso son mejores cuando haces un corto, pero el tesón y la fuerza de voluntad que tiene el Jorge la admiro. Volvería a trabajar cien veces con él, porque saca sus proyectos adelante, cueste lo que cueste". La que habla es Blanca Lewin y "el Jorge" es Jorge Olguín, el joven director (27) que el año pasado le permitió debutar con un rol protagónico en la pantalla grande como Angel Cruz, la malograda chica en torno a la que gira la oscura trama de Angel Negro. La primera incursión del cine chileno en la vertiente clásica del cine de terror y uno de los proyectos más exitosos de la cinematografía local del 2000, con más de 56 mil espectadores en salas.
No habrá que esperar mucho para ver una nueva colaboración entre la actriz de Pampa Ilusión y Olguín. Blanca Lewin encabeza el elenco de Sangre Eterna, la cinta que el realizador comenzará a filmar en octubre y cuyo argumento nuevamente se moverá en terrenos sombríos y escabrosos. Del mismo modo que en Angel Negro, la historia estará protagonizada por un grupo de jóvenes, esta vez fanáticos de un juego de rol sobre vampiros (Sangre Eterna). Al tal nivel llega su afición, que terminan convencidos de ser verdaderos seres chupasangre.

"Supuestamente de eso va la película, pero no sé bien cómo se va a tratar el tema, si serán vampiros de verdad o no", dice Blanca Lewin, quien tendrá el papel de Carmilla, "una sangrienta y bella vampira sedienta de la sangre de mujeres vírgenes", de acuerdo a los datos proporcionados por www.sangreeterna.cjb.net, el sitio no-oficial puesto en la web para promocionar la película y el primero de su tipo en el país. Según la misma página, el reparto incluye a los actores Felipe Ríos, Néstor Cantillana, Daniel Alcaíno, Claudia Cabezas y Consuelo Holzapfel, como la madre de Carmilla.

Con un guión a cargo del propio Olguín, la cinta tendrá como productor ejecutivo a Nicolás López -realizador y co-productor de Angel Negro- y un presupuesto cercano a los 25 mil dólares, tal como su predecesora. Sin embargo, fuentes cercanas a la producción afirman que el tratamiento estético y argumental será completamente distinto al de Angel Negro.


Debut en Ecuador
Tras cerrar un circuito que incluyó su exhibición en salas del norte al sur del país, su estreno en video, el inédito lanzamiento de una versión en cómic y otros productos de merchandising (poleras, posters) y su participación en la última edición de Fantasporto (Festival Internacional de Cine Fantástico y Ciencia Ficción de Porto, Portugal), Angel Negro se apronta para debutar comercialmente en Ecuador, en abril. "No lo tengo claro aún, pero serán varias copias", adelanta Olguín, quien mantiene asimismo conversaciones con distribuidores de México y Argentina.

Volver Arriba

Publicación "El Mercurio", 29 de Marzo de 2001

Filme Local Fue Sometido a un Test Inédito en Chile

La versión preliminar de la película "El fotógrafo", cuyo estreno está programado para octubre, fue sometida a un focus group formado por 30 personas.


La película chilena "El fotógrafo" fue sometida a un proceso inusual en el medio local: ser exhibida a un grupo de personas, vale decir, un focus group para testear sus defectos y virtudes, antes de realizar una edición definitiva. La experiencia - común en el cine hollywoodense pero poco habitual en Chile- se celebró hace una semana en el pub "Off the record" de Bellavista.

El filme, dirigido por Sebastián Alarcón ("Cicatriz") y con estreno programado para octubre, está protagonizado entre otros por Daniel Muñoz, Malucha Pinto y Claudio Reyes en su debut cinematográfico. Situado en Valparaíso, se centra en la tragicómica historia de Simón (Muñoz), un fotógrafo policial con inquietudes artísticas, empeñado en hacer una fotonovela mientras su vida se alterna temporalmente entre 1962 y la actualidad (ver recuadro).

Casi Lista

Antes de mostrar la película, Sebastián Alarcón reiteró que la copia correspondía a una edición que aún no tiene la post producción de sonido. Le faltan también algunos procesos de tratamiento de color y doblaje, además de los trámites que implica la autorización para utilizar los numerosos temas populares de los años 60 que aparecen en la cinta. De todas maneras, el realizador aseguró que la copia definitiva debería tener una hora y 40 minutos.

A diferencia de lo que se hace en Estados Unidos, donde los organizadores sólo se dedican a estudiar y registrar las reacciones del público durante la proyección, los alrededor de 30 asistentes a la exhibición de "El fotógrafo" tuvieron la oportunidad de opinar y discutir lo que vieron con el director del filme.

El público estaba compuesto mayoritariamente por cercanos a la producción: actores, parte del equipo de filmación y periodistas especializados.

Los Resultados

En general, los espectadores se manifestaron conformes con la película, de la que destacaron las actuaciones, las ideas narrativas y ciertos momentos particularmente cómicos o emotivos.

Antes de la proyección Alarcón había pedido críticas constructivas, y también las tuvo. Por ejemplo, se discutió mucho sobre la extensión de la secuencia final del filme. Lo que más se repitió fue la complejidad que presenta al espectador la alternancia temporal, que se supone está desde el principio, pero sólo se hace más clara en el último tercio de la película.

También se señaló lo agotador que podía resultar un exceso de hits musicales por escena, por lo que se sugirió reducir la cantidad de canciones de la banda sonora. "Te va a salir más barato", le dijo uno de los asistentes al director. Según Alarcón lo más caro sería negociar el uso de clásicos nacionales como "El rock del mundial".

Al término de la reunión, el director se mostró agradecido y satisfecho con los resultados de esta experiencia. "Me pareció interesante y positiva", dijo, añadiendo que muchas de las críticas expresadas serán solucionadas una vez que realice el tratamiento sonoro definitivo.

De todos modos, el director expresó su voluntad de realizar un nuevo focus group con gente menos cercana a la película. "La idea original era ésa, pero ahora me doy cuenta de que sería bueno hacerlo así, para ver cómo reaccionaría el público común ante la película", dijo.


El Fin de una Trilogía

Filmada a fines del año pasado en el tradicional Cerro Alegre de Valparaíso, "El fotógrafo" se vio beneficiada con el aporte económico de Fondart ($ 42.000.000) y el crédito del fondo de apoyo al cine iberoamericano Ibermedia (US$ 150.000).

Definida por el propio Sebastián Alarcón como "un espejo crítico a la intelectualidad", la cinta es la última parte de una trilogía que también integran "La apuesta de un comerciante solitario" e "Historia de un equipo de billar", filmes que dirigió mientras vivió en Rusia.

El cineasta quería hacer esta película desde que regresó a Chile, a fines de los 80, pero sólo el año pasado pudo materializar su empresa y reclutar a su amigo Alexandre Adabachian, el guionista ruso de las otras dos películas y antiguo colaborador del director Nikita Mijalkov.

La idea original era trabajar con Geraldine Chaplin en el rol de la francesa dueña de la pensión. Finalmente el papel quedó en manos de Malucha Pinto. El resto del elenco lo integran - entre otros- Daniel Muñoz, Luz Croxatto, Rodolfo Bravo y Rodrigo Muñoz, uno de los integrantes del elenco de "Sinvergüenzas".

También aparece el maquillador Gonzalo Cáceres en su debut cinematográfico, como el dueño de un circo, y Mauricio Pesutic en una hilarante interpretación como el jefe de Muñoz. El resto de la película está dado por el entorno: el puerto de Valparaíso.

Volver Arriba

Publicación "La Tercera", 28 de Marzo de 2001

En una película sobre los mineros del carbón
Alfredo Castro debuta en el cine

Pese a tener una larga trayectoria como actor, el protagonista de destacados montajes teatrales y populares teleseries nunca había estado en la pantalla grande. Ahora interpretará al escritor chileno Baldomero Lillo en la cinta Subterra, para lo cual pasará dos meses en Lota.


Claudio Aguilera

Hoy se estrena Morir, obra que dirige y con la cual egresan sus alumnos de la Academia de Actuación Fernando González. Este domingo parte a Venezuela, para presentar Hechos Consumados en el Festival Teatral de Caracas y participar en una mesa redonda. El 12 de abril comienza con los ensayos de Evita, pieza inspirada en la vida de la ex primera dama argentina. Y en agosto se va a Lota, para encarnar a Baldomero Lillo -en la película Subterra, de Marcelo Ferrari- y debutar como actor de cine.
Si alguien le pregunta a Alfredo Castro cómo hace para conjugar sus papeles de profesor, actor y director, él sólo se limita a sonreír, mirar al cielo y decir que "el día tiene sólo 24 horas, pero si están bien combinadas el tiempo siempre alcanza".

Sin embargo, el exceso de trabajo le inquieta. Asegura que le encantaría elegir uno de sus múltiples roles, que quiere alejarse de las actividades institucionales -"porque no me gusta y no lo hago bien"- y que está en un momento en el "que la creación, el escenario, los alumnos, inventar personajes, son las cosas más importantes".

"Me desgasta mucho y me hace sufrir horrores estar trasladándome durante 24 horas a diferentes partes, para entregar algo que, a veces y lamentablemente, termino entregando sólo a medias". Y si estuviera obligado a elegir entre sus variadas ocupaciones, Castro no dudaría. "Me quedaría haciendo teatro, como actor y director. Siempre y cuando pudiera vivir de eso".


Baldomero Lillo y la creación
Extrañamente, entre las múltiples actividades escénicas que ha asumido Alfredo Castro durante su vida, nunca hubo ocasión de trabajar en cine. Pero eso cambiará pronto. En agosto, el actor debutará en la gran pantalla interpretando al escritor Baldomero Lillo, en la película Subterra, del director chileno Marcelo Ferrari.
"Me voy a radicar dos meses en Lota", cuenta con entusiasmo. "Es un rol histórico, real, verdadero. La película tiene una visión muy linda, porque muestra todos los mundos. No sólo el de Baldomero Lillo, que es sufriente y palpitante, y lo horroroso de la explotación de los mineros del carbón. También está el mundo de los Cousiño, que fue una familia que quiso instaurar en Chile la revolución industrial. Todo esto a través de los principales cuentos del libro".
-Cuando se presente en Caracas y le pregunten sobre el estado del teatro en Chile, ¿que dirá?
-Que hay una tremenda producción, que hay una cantidad importante de recursos que el Gobierno aporta para apoyar al teatro y que hay mucha gente joven con investigaciones interesantísimas. Pero también haría una especie de crítica, que me la hago yo mismo, de no estar asumiendo radicalmente la historia de este país en las tablas. Eso es lo que le hace falta al teatro chileno.

-¿Qué se necesita para lograrlo?
-Asumir la historia, sin metáforas, sin lenguajes oblicuos. En forma directa, tal como lo se ha hecho en todas las partes del mundo que han sufrido períodos históricos muy traumáticos. Exorcizar esos períodos a través de la representación, volver a representar esos horrores, terrores, utopías... haría bien, aportaría mucho para este país.

-¿Pero siente que la situación es hoy mejor para los actores jóvenes que la vivida por su generación?
-Mucho mejor en algunos términos y horrible en otros. Es mejor en cuanto al apoyo que ellos tienen, pero es terrible la carrera en que ellos están, porque finalmente es como una moledora de carne.

-¿Por qué?
-Porque es un oficio muy difícil. Requiere de muchísima vocación. Y para todos los actores, incluido yo, no ha pasado un día en que no dudemos de nuestro talento o de nuestra vocación. Parafraseando a Pepe Donoso, esto es como el lugar sin límites. Un día sí, un día no, y todo en medio de la precariedad más horrenda.

Volver Arriba

Publicación "El Mercurio", 15 de Marzo de 2001

Bastardos en el Paraíso
Chilenos en jaula de oro.

Juan Andrés Salfate

Luis Vera (Hechos consumados, Consuelo), director chileno radicado en Estocolmo , ya había incursionado en ciertas claves estilísticas que más tarde serían patentadas por el grupo Dogma 95. Su último filme, Bastardos en el Paraíso, es claramente una cinta donde la ficción y la melancolía de lo anecdótico coquetean con el documental de autor, o cuando menos con el reportaje televisivo en crudo.

Filmada en video digital y luego traspasada a celuloide para su proyección, este filme de ritmo parejo (pero nunca monótono, ya que incorpora violentas elipsis y espontaneidad en los puntos de vistas) recrea la vida de Manuel González, un adolescente, hijo de padres exiliados, que junto a otros amigos provenientes de distintos países comienza a sentir que está atrapado en una jaula de oro... Tienen todo lo necesario: hogar, comida, educación, atención médica y trabajo. Pero no las mismas oportunidades, puesto que son tratados como gente de tercera categoría, víctimas de la intolerancia y el racismo. El grupo de adolescentes comienza una escalda de sublevación, que pronto muta en delincuencia: desde robos a mano armada hasta cuasi-homicidios.

En la calle, en el colegio y en las discotecas, el cine de Vera huele a nitroglicerina. La atmósfera está siempre a punto de estallar, porque la angustia y el desarraigo son su salsa y la de los diálogos. Pero cuando la cámara nos transporta a la casa de Manuel, asistimos a un Chile en miniatura. La atinada necesidad de desapegar la textura sueca de la triste burbuja familiar del protagonista, sirve para subrayar el contraste de la sensibilidad del exiliado.

Al respecto, una de las escenas más notables y chilenas es cuando Manuel y sus parientes se instalan con un picnic (incluye frazada, sándwich y jugo en polvo) en medio de una plaza pública, teniendo como paisaje a los peatones y el tránsito de la ciudad, cual testigos e invasores del medio urbano.

Bastardos en el Paraíso resulta una película mestiza. Una obra repartida entre dos mundos y dos estilos casi opuestos. Dos tipos de sabores amargos para la retina.

Juan Andrés Salfate

Chile/Suecia, 2000. Duración: 115 minutos.
Para mayores de 14 años.

Volver Arriba

Publicación "El Mercurio", 13 de Marzo de 2001

Lanzan el Primer Festival Virtual de Cortometrajes

Desde ayer, diez cortos pueden ser vistos en el sitio chilecorto.com, donde los internautas podrán votar por los mejores. Los ganadores serán exhibidos por la cadena Cinemark.


Luego de tres meses de funcionamiento, el sitio electrónico www.chilecorto.com ya está dando sus primeros frutos. Ayer fue lanzado el Primer Festival Virtual de Cortometrajes, en el que durante un mes los internautas podrán ver las producciones seleccionadas, comentarlas y votar por sus favoritas. Los cuatro ganadores serán entregados el 16 de abril, y podrán ser vistos en el Cinemark Alto Las Condes, entre el 19 y el 22 de abril, con posibilidades de continuar rotando en otras salas de la cadena exhibidora.

Además de la votación de los usuarios que se registren en el sitio de la Agencia de Cortometrajes de Chile (ACC), los trabajos serán evaluados por un jurado compuesto por el actor y director Boris Quercia, la actriz Tamara Acosta, los periodistas María Inés Sáez y Daniel Olave, y el representante de Cinemark, Steve Ashmore.

Según informó la editora de contenidos de la asociación, Marcela Morgheinstern, desde el lanzamiento del sitio en diciembre se han recibido alrededor de 94 cortometrajes. Todos cumplían con las exigencias de ser producciones posteriores al año 1998 no comercializadas.

Variedad de Cortos

Los seleccionados abordan mayoritariamente la ficción, aunque también figura el documental Hasta que Dios nos dé la muerte, sobre la relación de una pareja de enfermos mentales al interior de un siquiátrico. Este corto es uno de los dos con los que figura entre los finalistas el joven realizador Ignacio Cerutti, quien también compite con Amiga mía, en el que un campesino intenta recuperar a su vaca.

Aunque la mayoría de los cortometrajes cuenta con actores desconocidos para la mayoría del público, en algunos aparecen populares figuras televisivas: Blanca Lewin y Felipe Ríos son una pareja en conflicto en Carla y Max; Eduardo Barril es un compositor en decadencia en Juan Sebastián Bhr, y en Si no fuera por el casi se repite la juvenil pareja de Coronación: Paulo Meza y Adela Secall.

Además de votar por sus elegidas, los navegantes que participen en el festival podrán imprimir un cupón de descuento 2X1 para canjear en el cine y ver los cortometrajes en pantalla grande. Los trabajos serán exhibidos en funciones de las 21:15 horas y las 23:00 horas, a un precio de $1.900.

Volver Arriba

Publicación "La Tercera", 5 de Marzo de 2001

Su última película, al igual que casi toda su obra, fue aclamada por un sector de la crítica gala
Por qué los franceses aman a Raúl Ruiz

Con su segundo estreno en menos de un semestre, Ruiz está de vuelta confirmando su status especial en la cinematografía europea. Algunas pistas de su éxito.


Carlos Tromben, París

El número tres se repite a lo largo de toda la carrera de Raúl Ruiz. Desde Tres Tristes Tigres (1968) a Tres Vidas y una Sola Muerte (1996), pasando por las Tres Coronas del Marinero (1982), la fórmula trinitaria aparece nuevamente en su último largometraje, Comedia de la Inocencia, basado en la novela Hijo de Dos Madres, del italiano Massimo Bontempelli y estrenado la semana pasada en doce salas parisinas, con la siempre enigmática Isabelle Huppert como protagonista.
La película se abre con una situación que hubiera hecho delirar a André Breton y a lo surrealistas: el día de su cumpleaños un niño recibe de regalo una cámara digital y comienza a grabar a sus padres, su gato y el lujoso departamento que ocupa en las cercanías de la Torre Eiffel. Al día siguiente se muestra huraño, reniega de su madre y comienza a llamarla por su nombre de pila, Ariane, exigiendo que ésta lo lleve al barrio proletario de París (Bellville) en busca de su madre verdadera. Ariane se deja llevar por el juego, siempre a medio filo entre la inocencia y la perversión, y se encuentra en el departamento de una desconocida que lo recibe y lo reconoce por su nombre. "Podemos compartir al niño", le dice ésta a Ariane, "si usted quiere".

Con la duda instalada en el relato (¿ilusión, locura, un caso de rapto de niños el espectador se ve obligado a renunciar a las convenciones y dejarse llevar por los meandros de la imaginería ruiziana, en la que se mezclan una vez más los desdoblamientos de personalidad, las paradojas de la imagen y los laberintos narrativos.


El éxito a la Ruiz
A menos de tres meses de su último estreno, Combate de Amor en Sueño, La Comedia de la Inocencia confirma el status de Ruiz como uno de los cineastas más prolíficos y atípicos de Europa, un verdadero extraterrestre en una industria dominada por criterios comerciales, que logra lanzar hasta tres largometrajes por año, cada uno más bizarro y desmesurado que el anterior, sumando un total de 36 desde su llegada al viejo continente en febrero de 1974.
De hecho, a los ya citados dos estrenos del período 2000/2001 se sumará en los próximos meses un tercero en etapa de post-producción, Las Almas Fuertes, basado en una novela de Jean Giono y con la rutilante Laetitia Casta en el rol protagónico.

Cualquiera podría preguntarse, con un signo de interrogación mayúsculo, cómo ha podido este chileno nacido en Puerto Montt en 1941, con estudios incompletos de Teología y Derecho, cineasta ya marginal durante la Unidad Popular, trabajar con actores como Marcelo Mastroianni, Catherine Deneuve, Michel Piccoli, John Malkovich, Martín Landau y John Hurt sin renunciar nunca a sus temáticas barrocas, del todo ajenas al gran público.

Las razones deben buscarse tanto en la personalidad de Ruiz como en las particularidades de la industria cinematográfica francesa, la tercera en importancia después de Estados Unidos y la India. La mayor parte de la películas de Ruiz ha sido rodada ya sea en Francia, Italia o Portugal con capitales mixtos y el apoyo de los generosos subsidios que brinda el Estado a la protección y distribución. A ello se suma la obligación legal que pesa sobre los canales de televisión de destinar al menos un 40% de su parrilla programática en horario prime a títulos en lengua original francesa, lo que las obliga de facto a involucrarse en la producción.

De esta forma las películas de Ruiz son pre-adquiridas por Canal Plus, France 2 o Arte, estas dos últimas pertenecientes al poderoso holding estatal France-Television.


Con el favor de la crítica
El segundo pilar de la carrera de Ruiz es la crítica. En 1983, cuando la prestigiosa revista Cahiers du Cinema le dedicó un número especial, Ruiz deslumbró a sus entrevistadores con una cultura literaria y cinematográfica fuera de lo común, en la que se mezclan Borges, Kant, Orson Wells y los poetas españoles del siglo de Oro. En esa ocasión, que marcó su consagración, la revista fundada por André Bazin destacaba Las Tres Coronas del Marinero, como "la película de toda una vida para un joven director francés", más aún tratándose de una filme de bajísimo presupuesto, realizado con apuro y la más completa improvisación.
Sus películas, incluso las más herméticas, son recibidas desde entonces con entusiasmo por Serge Toubiana, Pascal Bonitzer (co-guionista de las Tres Vidas y una Sola Muerte y Genealogías de un Crimen), Philippe Azoury y otros críticos atrincherados en los bastiones del intelectualismo galo como son Libération y la revista Telerama.

Curiosamente, la nueva Cahiers du Cinema, reeditada por Le Monde desde septiembre, le ha dado la espalda denostando ácidamente Combate de Amor en Sueño y Comedia de la Inocencia. En su último número, Cahiers tacha esta última de "insípida" tanto por la habitual flema ruiziana como por "el aburrimiento gran burgués que destilan sus imágenes". No obstante, la prensa en general alabó la cinta de Ruiz.

Por último está el tercer pilar, el productor Paulo Branco. Este portugués radicado en Francia desde los años 70, especializado en el cine de autor y que produce (según las malas lenguas) todas aquellas películas que nadie más quiere hacer, es responsable de los principales títulos de la filmografía de Ruiz, como Genealogías de un Crimen, que le valió el Oso de Oro del festival de Berlín, y El Tiempo Recobrado, su principal éxito comercial.

Con un presupuesto millonario y un elenco internacional, la temeraria adaptación del último volumen de la saga de Marcel Proust logró 350 mil espectadores en Francia. Por el contrario, Combate de Amor en Sueño, rodada en Portugal y con recursos mínimos, apenas convocó a 3.500.

Conocedor experimentado del laberinto de subsidios franceses y europeos, Branco no sólo es un apostador atípico y un verdadero mago de las finanzas. Su mujer Dolores, psiquiatra y también portuguesa, es íntima de Catherine Deneuve.

En el plano técnico Ruiz suele trabajar con su esposa Valeria Sarmiento como montajista, el músico Jorge Arraigada, responsable de la partitura de todas sus películas desde Las Tres Coronas del Marinero, y un reducido elenco de directores de fotografía que incluye al laureado Henri Alekan o al portugués Acacio de Almeida. Su relación con los actores también tiene el sello de la complicidad.

Empezando por Melvil Poupaud, con quien trabaja desde La Ciudad de los Piratas (1983), hasta la propia Deneuve, Ruiz conforma sus elencos con una extraña capacidad de seducción en la que se combinan un carácter enigmático, una timidez asumida y una deferencia poco acostumbrada en el medio.

En su libro de ensayo La Poética del Cine, Ruiz se define a sí mismo como un cineasta chamánico, en contraposición a la clásica disyuntiva entre el cine comercial y el artesanal. Sus películas son asimilables a esos viajes improvisados y con poco presupuesto, donde el placer consiste en cambiar de rumbo o elegirlo al azar, descubriendo pequeños tesoros inesperados, lejos del circuito turístico. Todo lo contrario del tour organizado, donde sólo se ve lo que permite el programa.

Volver Arriba

Publicación "La Tercera", 30 de Enero de 2001

Leonardo Kocking, Tatiana Gaviola, Daniel De la Vega y Claudio Sapiaín
Cuatro cineastas en busca de revancha

Alejados del cine para dedicarse a otros proyectos, luego de que sus anteriores trabajos sufrieran problemas financieros o resultaran fracasos de taquilla, los directores de Entrega Total, Mi Ultimo Hombre, Takilleitor y El Hombre que Imaginaba preparan su regreso a la pantalla grande.


Rafael Valle M

"Es bastante desgastador que sea adversa la crítica después de que hay un sacrificio para hacer una película y no puedas pagar tus deudas. Hay que tener amor por el cine. Es desgastador, pero con la distancia me parece algo casi anecdótico y pintoresco".
No hay rencor ni enojo en las palabras de Leo Kocking cuando habla de su última incursión en el celuloide: Entrega Total (1994). La road movie protagonizada por su esposa, Erika Ramos, y Axel Jodorowsky que no sólo fue vapuleada por la crítica al momento de su estreno, sino que le significó un descalabro financiero del que hasta hoy no ha podido recuperarse. "Tuvimos que vender una oficina que teníamos para poder pagarle a CineChile. Hasta el día de hoy le debemos al banco deudas que no podemos pagar, y como hasta Erika firmó como aval, no puede sacar ni tarjeta de crédito", cuenta el cineasta al teléfono desde Miami, donde acaba de trasladar su productora, Korfilms.

Tras una exitosa carrera dirigiendo spots para la empresa neoyorquina Jam Productions -"hacemos comerciales para gaseosas, algo bien específico, de alta velocidad, con líquidos a mil cuadros por segundo"-, Kocking decidió radicarse en Estados Unidos. Desde allá está planificando también lo que será su regreso a la pantalla, tras una pausa sólo interrumpida por el telefilme María Luisa en la Niebla (1998). "El nombre del proyecto es Ana y Marco. Es una película muy pequeña, una historia de amor con personajes comunes y corrientes insertos en un contexto social muy íntimo", adelanta sobre este proyecto que reunirá a Erika Ramos con Alejandro Cohen -quienes protagonizaron La Estación del Regreso, su primer largometraje-, junto a Alex Rivera y Carmen Gloria Bresky.

La idea de Kocking es filmar en agosto o septiembre, tras postular al Fondart, mientras actualmente busca co-productores alemanes.

Anorexia por Chile Quien también planea su regreso tras una larga ausencia es la directora Tatiana Gaviola. Como Kocking, luego de la crisis económica que le significó filmar Mi Ultimo Hombre (1995), cinta protagonizada por Claudia Di Girólamo y Francisco Reyes y rodada con el apoyo del frustrado proyecto CineChile. Una película cuyas recaudaciones no sirvieron para recuperar la inversión realizada, por lo que la cineasta debió hipotecar su propiedad y vender bienes inmuebles.

Dificultades que hoy "están prácticamente resueltas", como decía a fines de octubre, después de que Corfo le adjudicara casi siete millones de pesos para iniciar la pre-producción de Teresa Wilms Montt Balmaceda, filme basado en la vida de la polémica escritora chilena de comienzos del siglo XX. Aún en su etapa de guión, la cinta buscará co-producción española y tiene el mes de octubre como fecha tentativa para inicio de rodaje.

Más contingente, en cambio, es la propuesta de Daniel De la Vega. Iniciado como realizador audiovisual con los primeros video-clips de Los Prisioneros, en su currículum se cuentan los filmes El País de Octubre (1988) y Takilleitor (1997). Esta última, es la película protagonizada por Luis Dimas que demoró casi cuatro años en rodarse, por falta de financiamiento, y que acaba de ser lanzada en video.

Su receso será interrumpido por una cinta que lleva el título de Anorexia: "La historia de una mujer que en un momento de su vida, cuando va a la universidad, sufre una decepción muy grande por el presente de la sociedad chilena, por los sueños no realizados de la transición, y eso se le manifiesta con una anorexia". "Quiero jugar con elementos menos absurdos en la construcción dramática que en mis otras películas, donde sentía que había personajes que se habían vuelto locos o disléxicos por la dictadura", apunta De la Vega, quien reconoce que esta vez "voy a ir en búsqueda del espectador". Su apuesta es conseguir apoyo del Fondart, el Sundance Institute y la Fundación Rockefeller.

También planea su regreso Claudio Sapiaín, quien en 1998 debutó en el género con El Hombre que Imaginaba. "Ocurrió que un día después del estreno de la película cayó detenido Pinochet, entonces eso contribuyó a impedir mayor recepción del público", cuenta el realizador, quien pese a ello se muestra satisfecho por ese trabajo realizado junto al actor y dramaturgo Gregory Cohen como protagonista. Su colaborador en el nuevo proyecto, quien se encuentra afinando su guión tras adjudicarse diez mil dólares del fondo Ibermedia y que lleva por título El Viaje. "Es La historia de un músico extranjero que llega a Chile y se ve involucrado en una venganza muy terrible. Es una historia que termina como un thriller", explica el realizador.

Volver Arriba

Publicación "La Tercera", 16 de Enero de 2001

Diez títulos ya integran la cartelera cinematográfica local del 2001
El cine chileno define su nuevo calendario

Bastardos en el Paraíso, de Luis Vera, dará la partida a una agenda de estrenos que incluye títulos como La Fiebre del Loco, de Andrés Wood, y Taxi Para Tres, de Orlando Lübbert, a lo que recientemente se agregaron novedades como Time%s Up, de Cecilia Barriga, y El Bandido y su Mujer, de Rodrigo Sepúlveda.


Rafael Valle

En las calles de Estocolmo y ungido por el espíritu del Dogma 95 comenzará el 2001 para el cine chileno. Filmada en video digital, con uso mínimo de luz artificial y de una cámara en constante movimiento que enfatiza el tono realista de su trama, el 15 de marzo debutará Bastardos en el Paraíso, la cinta de Luis Vera, realizador radicado en Suecia y más recordado en estos lados por Consuelo, Una Ilusión (1989).
A la historia de Manuel (Camilo Alanís), hijo de exiliados chilenos que termina envuelto en un sangriento hecho delictual en su país de origen, le corresponde darle el vamos a un año que se anticipa tan prolífico como el anterior para la cinematografía chilena, tras el reciente agregado de nuevos títulos con los que, hasta ahora, llega a diez el número de estrenos programados entre marzo y octubre.

El nuevo calendario obligó a redefinir fechas. Entre ellas, la del debut de Te Amo (Made in Chile), la nueva película de Sergio Castilla (Gringuito), que se anuncia para el 13 de abril, o la de la llegada de La Fiebre del Loco -17 de mayo-, el tercer largometraje de Andrés Wood que cuenta la transformación que sufre una pequeña caleta pesquera del sur de Chile cuando se levanta la veda del molusco.

Las novedades llegan por cuenta de Time%s Up (Ya Es Hora), filme de la directora chilena -radicada en Madrid- Cecilia Barriga. El 31 de mayo será el estreno de esta cinta también realizada en formato de video-digital y donde una siquiatra recorre las calles de Nueva York atendiendo gente en una carpa ambulante, con lo que la trama se nutre de una galería de personajes que devela la experiencia de su realizadora en el documental.

Tras el debut de Taxi para Tres, de Orlando Lübbert, programado para junio, un mes más tarde será el turno de El Bandido y Su Mujer, versión para la pantalla grande de un telefilme dirigido por Rodrigo Sepúlveda para TVN y basado en un cuento de Manuel Rojas. Completan este calendario Mirando Las Estrellas, de Andrés Racz (agosto); Paraíso, la película de Nicolás Acuña protagonizada por Leonor Varela y ambientada en el mundo hípico (septiembre); El Fotógrafo, filme de Sebastián Alarcón (octubre), y Negocio Redondo, cinta debut del Ricardo Carrasco Farfán, originalmente programada para mayo y que ahora llegará al público a partir de octubre.

La hora de Cecilia
Cecilia Barriga dejó Chile en 1977, a los 18 años, para irse a España, donde en las últimas dos décadas ha creado una carrera como directora de documentales, cortometrajes y trabajos de video-arte. En septiembre debutó en el largometraje con Timés Up (Es la Hora), filme presentado en el Festival de Cine de San Sebastián. "Me parecía que no era llegar y hacer una película, sino encontrar una historia que te atrapara y que tú supieras que vas a estar enamorado de esa historia unos tres años, que es lo mínimo que demora levantar, mover y producir una película", cuenta la realizadora, de visita por estos días en Santiago y quien en diciembre se llevó con su opera prima el galardón a la Mejor Película del Festival de Amiens (Francia).
Durante este viaje, Cecilia ha sostenido encuentros con el cineasta Silvio Caiozzi, a quien conoció en San Sebastián y quien se interesó en distribuir Timés Up en Chile. Luego viajará a Argentina a gestionar su exhibición en el próximo Festival de Cine Independiente de Buenos Aires, en marzo. La cinta será estrenada a mediados de año en España.

Volver Arriba

Publicación "El Mercurio", 4 de Enero de 2001

En Independencia Filman Primera Película del Año

El filme "Paraíso" es dirigido por Nicolás Acuña y cuenta en el elenco a la actriz Leonor Varela, en su debut cinematográfico nacional.


En un edificio de departamentos del sector hípico del barrio Independencia partió en la mañana de ayer el primer rodaje chileno del año, protagonizado por Leonor Varela. Se trata de "Paraíso", la nueva película del realizador Nicolás Acuña ("Cielo ciego") que también es protagonizada por Juan Pablo Ogalde, Nelson Villagra, Benjamín Vicuña y Ximena Rivas, entre otros.

Según el guión, el lugar corresponde al barrio de infancia al que regresa la protagonista de la historia, Gloria (Varela), tras ocho años en Miami, donde trabajaba como recepcionista de hotel. Su regreso al inicio del filme está motivado por una llamada de su hermano (Fernando Gómez), quien le avisa de la muerte de su madre. Aquí se reencontrará con su amor de infancia (Juan Pablo Ogalde).

Además del edificio, las primeras escenas de la filmación de "Paraíso" incluyeron la plaza Antonio Acevedo Hernández, rebautizada "Paraíso" para la película.

Cambio de Nombre
Mientras revisaba parte del material filmado con sus principales colaboradores, Nicolás Acuña explicó que el rodaje - que se extenderá durante cinco semanas- transcurrirá en Independencia, incluyendo locaciones en el Hipódromo Chile y la azotea del antiguo cine Libertad.

Los escenarios y ambientes del filme incluyen un video club recreado especialmente para la producción, que servirá como fachada del centro de apuestas hípicas encubiertas que maneja el Jefe (Nelson Villagra). "Pero olvídate cómo va a ser cuando filmemos adentro del departamento", comentó ayer Acuña. "No sé cómo va a caber todo el equipo", agregó.

Sobre el cambio de título de la cinta, que originalmente se llamaba "Paraíso clase B", el realizador afirma: ""Paraíso" queda más limpio, el otro nombre sonaba muy sociológico".

No Está Muerto

Ayer, mientras esperaba rodar su primera escena, Leonor Varela se mostró desenvuelta, cercana y sencilla. A la vez que mordía un sandwich, era observada por los vecinos - en su mayoría menores y dueñas de casa- que acompañaron al equipo desde temprano.
En un momento, los niños se decidieron a acercarse para hablar con la actriz. Atropellándose, le hablaron del barrio, haciendo especial hincapié en la historia de un vecino perturbado que se tiró del tercer piso del edificio, el año pasado.

"¿Y se murió?", preguntó Varela, preocupada. "No, si está vivo todavía. Y quedó todo manchado de sangre", le respondieron a coro sus jóvenes interlocutores.

Volver Arriba

Sugerencias y Comentarios a:

Editorial Cartas a Telón Cartelera Teatral Boletín Crítica de Obras Entrevistas y Reportajes Cine Chileno Contactar Actores Reciclados en Telón

Telón.cl

contacto@telon.cl

Página creada, mantenida y diseñada por:

Trensax, diseño de páginas web a un precio justo...

trensax@hotmail.com